¡BIENVENIDOS AL AÑO ESCOLAR 2017!

Querida Comunidad Educativa del Colegio Niño Jesús:

 

     Reciba cada uno de ustedes, un afectuoso saludo, lleno de esperanza y buenos deseos para este nuevo año escolar que estamos iniciando. De manera particular,  damos la bienvenida a todas las familias que han optado por nuestro colegio. Especialmente saludamos a los más pequeñitos, es decir, a los estudiantes de Pre-Kinder,  quienes dan inicio a su proceso de formación y educación en nuestras aulas.

Con alegría les comparto que este año nuestro colegio cumple 99 años de vida, es por eso que queremos que cada uno de los que formamos parte de la Familia del Niño Jesús, podamos renovar nuestro compromiso con la educación, para que desde el rol que nos corresponde, continuemos aportando en la formación integral de nuestros estudiantes, para “despertar sus potencialidades, en apertura y respeto a nuestro entorno”, con amor por nuestra ciudad y desde la misión comenzada ya hace 99 años por las Hermanas del Niño Jesús.

Junto con lo ya señalado, quisiera invitar a toda la comunidad escolar, a dar gracias a Dios por los 350 años de vida que este año cumple la Congregación. Sin duda este es un hecho que reviste una tremenda importancia para todos los que de alguna manera nos hemos aproximado al carisma que han abrazado en sus vidas las religiosas Hermanas del Niño Jesús y que hemos descubierto en nuestra propia vida: a saber,  el Amor de Dios encarnado en Jesucristo.

Les comparto que a partir de una actividad de Convivencia Escolar que se realiza año a año con los estudiantes, en donde ellos expresan sus opiniones sobre el colegio, las familias, su ciudad, la democracia, el mundo etc., quiero invitar muy especialmente a los padres y apoderados a cultivar el respeto, contención, apoyo y amor en familia.

La invitación que les hago, surge porque los estudiantes de nuestro colegio en sus cartas y trabajos realizados, les piden a sus padres que pasen más tiempo con ellos, “ya que están muy ocupados en sus cosas y no los pueden escuchar”. Les solicitan además, que “los tomen en cuenta, que los traten de buena manera, con cariño y que los ayuden cuando necesitan”. También hacen un llamado a toda la comunidad escolar, a los profesores, asistentes de la educación y a sus propios compañeros, para que “todos seamos respetados, a  pesar de nuestras diferencias y conflictos o dificultades que surjan en el colegio”.

Ojala que este año sea un año de buenas noticias, sinceramente esperamos que el 2017 sea un tiempo de crecimiento y desarrollo para todos, especialmente para nuestros estudiantes. Queremos que todos adquieran nuevos aprendizajes y que ante alguna dificultad que puedan encontrar en el camino, se sientan acompañados por su profesores y por la familia.

Como señalé en un mensaje del año pasado, quisiera invitarlos una vez más a  volver la mirada hacia Jesús, para que a ejemplo de Ana María Martel, podamos captar las necesidades de nuestro tiempo y como familia del Colegio Niño Jesús, demos respuesta de manera creativa, a los desafíos y  requerimientos existentes en nuestra comunidad educativa, en Lota y en nuestras propias vidas. Desde la mirada diáfana y sencilla que ofrece el evangelio de Jesucristo, de la mano de la espiritualidad de la Congregación y de todos quienes pertenecen y se sienten identificados y comprometidos con esta obra educativa, continuemos con el hermoso desafío  de formar y transformar desde la educación, las estructuras sociales que tienden a dispersarnos y hacen de la sociedad, un mundo ciego y mudo, ante la problemáticas socioculturales que abruman la vida de tantos hombres y mujeres de nuestro tiempo.

¡Un afectuoso saludo en la paz y esperanza de Cristo nuestro Señor!

 

Fraternalmente:

Óscar Bórquez López

Director Colegio Niño Jesús