Saludos de Pascua Resurrección

¡CRISTO HA VENCIDO A LA MUERTE!

Querida Comunidad Educativa del Colegio Niño Jesús de Lota:

Reciba cada uno de ustedes un afectuoso saludo en este tiempo en que celebramos la victoria de Jesús, quien ha vencido a la muerte.

Para los cristianos, la Resurrección es el fundamento de nuestra esperanza, es decir, la fe cobra un sentido de superación de los límites humanos y nuestra finitud, se ve glorificada en Cristo Jesús.

La Resurrección de Jesús es el acontecimiento pascual en donde se lleva a cabo una nueva creación, en donde todos somos liberados de nuestras ataduras y se nos invita a vivir de un modo distinto nuestra fe. Esto supone vivir el aquí y ahora de nuestra historia de salvación desde una óptica y sentido escatológico que renueva nuestra manera de ser, sentir, obrar, amar etc. Podríamos decir que estamos invitados a vivir nuestra vida con una “moral escatológica”, es decir vivir como si ya estuviéramos compartiendo la vida eterna junto a  Dios.

Así mismo, la esperanza de la Resurrección nos motiva como comunidad educativa, a seguir profundizando en los valores que entrega y promueve nuestro colegio. Es por eso que junto con toda la formación académica de excelencia que otorgamos, es importante colaborarnos unos a otros en la formación valórica que nos humaniza y nos permite dar testimonio ante el mundo y la sociedad de que somos personas que acuñamos en nuestros corazones la espiritualidad de la Congregación de las Hermanas del Niño Jesús, con quienes buscamos “Despertar y profundizar la fe formando personas a imagen de Jesús mediante una educación de excelencia para que los estudiantes desarrollen libremente sus potencialidades, sirviendo mañana en la vida, al hogar, a la patria y a Dios”. 

Es por eso que desde un hecho fundante para la fe cristiana, como lo es la Resurrección, renovamos la misión que tenemos como colegio y como Iglesia. Nos confiamos en la gracia y dones del Espíritu Santo, para perseverar en la tarea que cada uno de nosotros hemos recibido a partir de las distintas vocaciones y labores que desempeñamos en nuestra vida cotidiana.

Que durante este tiempo de Pascua toda nuestra vida se encamine hacia una conversión del corazón. Que en nuestras familias exista la paz y el diálogo sincero. Ojalá nosotros mismos seamos instrumentos de paz y unión, para que ante la violencia, el abuso de poder y los conflictos que aquejan a las naciones hermanas, nuestro clamor, oraciones y el anhelo profundo de paz, sea escuchado y respetado por los poderosos, cuyos intereses distan del querer de Dios para su pueblo.

Desde la diversidad de nuestras vidas, los invito a abrazar en sus corazones el Proyecto Educativo de nuestro colegio, el cual quiere ser presencia  de Dios para el  mundo y para nuestro querido Lota.

Que el ejemplo de vida del resucitado sea el motor que movilice nuestro actuar y obrar.

¡Feliz Pascua de Resurrección!

Fraternalmente:

Óscar Bórquez López

Director Colegio Niño Jesús

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *