Evangelio martes 16 de junio

Evangelio Mateo 5, 43-48: 43 Ustedes han oído que se dijo: Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo. 44 Pero yo les digo: Amen a sus enemigos, rueguen por sus perseguidores; 45 así serán hijos del Padre que está en el cielo, porque él hace salir su sol sobre malos y buenos y hace caer la lluvia sobre justos e injustos.46 Si ustedes aman solamente a quienes los aman, ¿qué recompensa merecen? ¿No hacen lo mismo los publicanos? 47 Y si saludan solamente a sus hermanos, ¿qué hacen de extraordinario? ¿No hacen lo mismo los paganos? 48 Por lo tanto, sean perfectos como es perfecto el Padre que está en el cielo.

¿Quiénes son nuestros enemigos? … Identifiquémoslos … Traigámoslos a nuestra memoria. … Pronunciemos en silencio sus nombres … aquellos que nos han hecho daño … los que nos caen mal… ¿Cuáles son sus carencias? …  ¿Cuáles son sus problemas? … ¿Por qué serán así?  … ¿Qué le podemos pedir al Señor que haga por cada uno de ellos? … Conversemos con Dios sobre ellos, pidamos por ellos, por lo que pueden necesitar … Recemos por nuestros enemigos … es una buena práctica para comenzar una verdadera reconciliación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *