Evangelio miércoles 26 de agosto

Evangelio Mateo 23, 27-32 ¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que parecen sepulcros blanqueados: hermosos por fuera, ¡pero por dentro llenos de huesos de muertos y de podredumbre! 28 Así también son ustedes: por fuera parecen justos delante de los hombres, pero por dentro están llenos de hipocresía y de iniquidad. 29 ¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que construyen los sepulcros de los profetas y adornan las tumbas de los justos, 30 diciendo: «Si hubiéramos vivido en el tiempo de nuestros padres, no nos hubiéramos unido a ellos para derramar la sangre de los profetas»! 31 De esa manera atestiguan contra ustedes mismos que son hijos de los que mataron a los profetas. 32 ¡Colmen entonces la medida de sus padres!
Reviso mi estilo de vida… ¿soy consecuente en mis acciones con lo que siento en mi interior? … ¿Reflejan mis obras lo que dicen mis labios? … ¿Dicen mis labios lo que siente mi corazón? … Lo que la gente ve en mi ¿corresponde a lo que hay en mi interior? … Todos, cual más, cual menos tenemos inconsecuencias. … Pido ayuda para seguir más fielmente mis valores cristianos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *