Evangelio Lunes 02 de Noviembre

Evangelio de Marcos 15. 33-39, 16. 1-6:


33 Al mediodía, se oscureció toda la tierra hasta las tres de la tarde; 34 y a esa hora, Jesús exclamó en alta voz: «Eloi, Eloi, lamá sabactani», que significa: «Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?». 35 Algunos de los que se encontraban allí, al oírlo, dijeron: «Está llamando a Elías». 36 Uno corrió a mojar una esponja en vinagre y, poniéndola en la punta de una caña, le dio de beber, diciendo: «Vamos a ver si Elías viene a bajarlo». 37 Entonces Jesús, dando un gran grito, expiró. 38 El velo del Templo se rasgó en dos, de arriba abajo. 39 Al verlo expirar así, el centurión que estaba frente a él, exclamó: «¡Verdaderamente, este hombre era Hijo de Dios!». 1 Pasado el sábado, María Magdalena, María, la madre de Santiago, y Salomé compraron perfumes para ungir el cuerpo de Jesús. 2 A la madrugada del primer día de la semana, cuando salía el sol, fueron al sepulcro. 3 Y decían entre ellas: «¿Quién nos correrá la piedra de la entrada del sepulcro?». 4 Pero al mirar, vieron que la piedra había sido corrida; era una piedra muy grande. 5 Al entrar al sepulcro, vieron a un joven sentado a la derecha, vestido con una túnica blanca. Ellas quedaron sorprendidas, 6 pero él les dijo: «No teman. Ustedes buscan a Jesús de Nazaret, el Crucificado. Ha resucitado, no está aquí. Miren el lugar donde lo habían puesto

Flores e Barrinhas Para Divisão De Posts: Barrinhas para separação de posts  | Barro, Belas imagens, Flores

Recordemos hoy a nuestros difuntos queridos … pronunciemos sus nombres … sus apodos … como les llamábamos cariñosamente … sus rostros … sus gestos … familiares cercanos y lejanos, … amigos y amigas … con quienes vivimos tanto y su partida nos dejó con melancolía, con tristeza … Es que ya no están junto a nosotros … La Buena Noticia de hoy es que … ¡no han muerto! … ya no están en su cuerpo físico … ¡pero están vivos! … en alguna parte … de algún modo …   …  ¿qué sentimos? … nos comunicamos con ellos … con el pensamiento, con el corazón … le contamos cuanto  les queremos, cuanto les extrañamos … Están vivos … todos … en otro vida … Fue la promesa de Jesús y de su evangelio … demos gracias a Dios por ello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *