Viernes 04 de Diciembre

Evangelio de Mateo 9. 27-31
27 Cuando Jesús se fue, lo siguieron dos ciegos, gritando: «Ten piedad de nosotros, Hijo de David». 28 Al llegar a la casa, los ciegos se le acercaron, y él les preguntó: «¿Creen que yo puedo hacer lo que me piden?». Ellos le respondieron: «Sí, Señor». 29 Jesús les tocó los ojos, diciendo: «Que suceda como ustedes han creído». 30 Y se les abrieron sus ojos. Entonces Jesús los conminó: «¡Cuidado! Que nadie lo sepa». 31 Pero ellos, apenas salieron, difundieron su fama por toda aquella región.

¿Y nosotros? … ¿Creemos que Jesús puede curar nuestras cegueras? …¿cuáles son nuestras cegueras? …  ¿dónde hay oscuridades en nuestras vida?. … ¿dónde nos falta la luz de la alegría, … de la fe? …  Le pedimos hoy al Señor se compadezca de nuestras cegueras y con fe nos dejamos tocar por El, seguro(a) que cambiará nuestra vida. …  ¿Cuáles son las cegueras que le pedimos al Señor que sane?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *