Martes 16 de Marzo

Evangelio de Juan 5. 1-3ª 5-18.

1 Después de esto, se celebraba una fiesta de los judíos y Jesús subió a Jerusalén. 2 Junto a la puerta de las Ovejas, en Jerusalén, hay una piscina llamada en hebreo Betsata, que tiene cinco pórticos. 3 Bajo estos pórticos yacía una multitud de enfermos, ciegos, lisiados y paralíticos, que esperaban la agitación del agua. 4 . 5 Había allí un hombre que estaba enfermo desde hacía treinta y ocho años. 6 Al verlo tendido, y sabiendo que hacía tanto tiempo que estaba así, Jesús le preguntó: «¿Quieres curarte?». 7 Él respondió: «Señor, no tengo a nadie que me sumerja en la piscina cuando el agua comienza a agitarse; mientras yo voy, otro desciende antes». 8 Jesús le dijo: «Levántate, toma tu camilla y camina». 9 En seguida el hombre se curó, tomó su camilla y empezó a caminar. Era un sábado, 10 y los judíos dijeron entonces al que acababa de ser curado: «Es sábado. No te está permitido llevar tu camilla». 11 Él les respondió: «El que me curó me dijo: «Toma tu camilla y camina»». 12 Ellos le preguntaron: «¿Quién es ese hombre que te dijo: «Toma tu camilla y camina»?». 13 Pero el enfermo lo ignoraba, porque Jesús había desaparecido entre la multitud que estaba allí. 14 Después, Jesús lo encontró en el Templo y le dijo: «Has sido curado; no vuelvas a pecar, de lo contrario te ocurrirán peores cosas todavía». 15 El hombre fue a decir a los judíos que era Jesús el que lo había curado. 16 Ellos atacaban a Jesús, porque hacía esas cosas en sábado. 17 Él les respondió: «Mi Padre trabaja siempre, y yo también trabajo». 18 Pero para los judíos esta era una razón más para matarlo, porque no sólo violaba el sábado, sino que se hacía igual a Dios, llamándolo su propio Padre.

Mensaje del Papa Francisco para la Cuaresma 2021 | Parroquia del Pilar

Contemplamos la escena… al hombre enfermo esperando mucho tiempo un milagro… Jesús aparece cualquier día, incluso un sábado… le sana… le libera de su mal… le aconseja que no vuelva a pecar … ¿Algo que ver con alguien que conocemos? … ¿En qué se puede parecer a algún pasaje de nuestra vida? … Damos gracias hoy al Señor por intervenir en nuestra vida sin que se lo pidamos, independiente de las regulaciones humanas.  

La oración en la enseñanza de Jesús de Nazaret. El Padrenuestro.

Oración: Señor, creemos en ti, creemos que nos amas mucho y que deseas para nosotros una vida plena. Quieres que vivamos felices y sanos Respetamos con humildad lo que sea tu voluntad, pero nos atrevemos a pedirte por nuestros familiares y amistades que están sufriendo por enfermedades, por problemas de relaciones humanas. Te pedimos, tanto por quienes están hospitalizados como por quienes están enemistados. Te pedimos por los que están enfermos del cuerpo o del alma. Para que se curen y para que reparen sus vidas y sus problemas. Gracias, Señor.