Miércoles 2 de junio de 2021. San Marcelino y Pedro

Evangelio de Marcos 12, 18-27 
18 Se le acercaron unos saduceos, que son los que niegan la resurrección, y le propusieron este caso: 19 «Maestro, Moisés nos ha ordenado lo siguiente: «Si alguien está casado y muere sin tener hijos, que su hermano, para darle descendencia, se case con la viuda». 20 Ahora bien, había siete hermanos. El primero se casó y murió sin tener hijos. 21 El segundo se casó con la viuda y también murió sin tener hijos; lo mismo ocurrió con el tercero; 22 y así ninguno de los siete dejó descendencia. Después de todos ellos, murió la mujer. 23 Cuando resuciten los muertos, ¿de quién será esposa, ya que los siete la tuvieron por mujer?». 24 Jesús les dijo: «¿No será que ustedes están equivocados por no comprender las Escrituras ni el poder de Dios? 25 Cuando resuciten los muertos, ni los hombres ni las mujeres se casarán, sino que serán como ángeles en el cielo. 26 Y con respecto a la resurrección de los muertos, ¿no han leído en el Libro de Moisés, en el pasaje de la zarza, lo que Dios le dijo: Yo soy el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob? 27 Él no es un Dios de muertos, sino de vivientes. Ustedes están en un grave error».

Meditemos sobre lo que Jesús quiso decirle a los saduceos. … Sobre la vida eterna … ¿qué pensamos nosotros de la vida después de que nuestro cuerpo físico deje de funcionar? … ¿es para nosotros la muerte el final de todo? … ¿Cómo sentimos y creemos que es la resurrección? … Le pedimos al Señor nos acompañe siempre … especialmente cuando tengamos que dar el paso a esa otra vida …Aprovechamos hoy para elevar una oración por nuestros seres queridos que ya están en esa otra vida y que nos esperan allá … decimos sus nombres en silencio … lentamente

Marcelino: Sacerdote muy estimado en Roma
San Pedro: Piadoso cristiano con el don de liberación de demonios.

Ambos fueron encarcelados por su fe. Allí se dedicaron a predicar y convirtieron al carcelero, a su familia y a varios presos. Esto causó que se les decretase pena de muerte.
Los llevaron al bosque llamado «la selva negra» y los decapitaron, enterrándolos secretamente. Pero el verdugo, se convirtió al cristianismo por el ejemplo de santidad de estos mártires. El informó a los cristianos de lugar de entierro y ellos les dieron honrosa sepultura.
El emperador Constantino construyó una basílica sobre la tumba de los dos mártires, y quiso que en ese sitio fuera sepultada su santa madre, Santa Elena.
Según crónicas antiguas, ante los restos de los santos Marcelino y Pedro ocurrieron numerosos milagros.
La gente oraba: «Marcelino y Pedro poderosos protectores, escuchad nuestros clamores».
2 de junio - San Marcelino y San Pedro

Autor entrada: Mónica Pacheco Guzmán

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *