Martes 13 de Julio de 2021. Santa Teresa de Jesús de Los Andes

Evangelio de Mateo 11,20-24
20 Entonces Jesús comenzó a recriminar a aquellas ciudades donde había realizado más milagros, porque no se habían convertido. 21 «¡Ay de ti, Corozaín! ¡Ay de ti, Betsaida! Porque si los milagros realizados entre ustedes se hubieran hecho en Tiro y en Sidón, hace tiempo que se habrían convertido, poniéndose cilicio y cubriéndose con ceniza. 22 Yo les aseguro que, en el día del Juicio, Tiro y Sidón serán tratadas menos rigurosamente que ustedes. 23 Y tú, Cafarnaún, ¿acaso crees que serás elevada hasta el cielo? No, serás precipitada hasta el infierno. Porque si los milagros realizados en ti se hubieran hecho en Sodoma, esa ciudad aún existiría. 24 Yo les aseguro que, en el día del Juicio, la tierra de Sodoma será tratada menos rigurosamente que tú».

Recordemos aquellos momentos en nuestra vida en que claramente el Señor ha actuado. En que ha hecho milagros como en Betsaida y en Cafarnaún …¿Qué milagros recordamos como obra de Dios en nuestras vidas?… ¿Cuándo hemos sentido la paz de su presencia? … ¿Cuándo nos ha alegrado nuestra vida? … ¿Cuándo nos ha consolado? … ¿Cuándo los objetivos logrados han sido sus objetivos, lo que sentimos  que el Señor nos ha pedido?.  …  Le presentamos al Señor esos momentos. Le damos gracias por tanto bien recibido… Observando nuestra  vida reciente … ¿Hay  momentos  en que claramente nos hemos alejado de Dios? … ¿Nos ha ocurrido que los objetivos por los que luchamos son  solo para nosotros? … ¿ En que nuestra vida ha sido egoísta, en que nos hemos dejado llevar por otros valores, distintos a los del Evangelio?.  …Se lo presentamos al Señor, … con arrepentimiento. … Pedimos perdón. … Gracias por ser un Dios misericordioso que nos entiende y perdona siempre.

Santa Teresa de Jesús de los Andes

Juana Enriqueta Josefina de los Sagrados Corazones Fernández Solar, venerada por la Iglesia católica como santa Teresa de Los Andes (Santiago, 13 de julio de 1900-Los Andes, Valparaíso, 12 de abril de 1920), fue una religiosa católica chilena, perteneciente a las carmelitas descalzas.

Nació el 13 de julio de 1900 en Santiago, Chile en el seno de una familia acomodada, hija de Miguel Fernández Jaraquemada y de Lucía Solar Armstrong. Fue bautizada en la parroquia Santa Ana en la ciudad de Santiago en 1900, con los nombres de Juana Enriqueta Josefina de los Sagrados Corazones Fernández Solar, pero todos en su familia —formada por sus padres, sus tres hermanos, Miguel, Luis e Ignacio, y dos hermanas, Lucía y Rebeca (posteriormente también carmelita descalza), su abuelo materno, Eulogio Solar; tíos, tías y primos— la llamaban Juanita.

Su fiesta se celebra el 13 de julio. Fue beatificada por Juan Pablo II el 3 de abril de 1987, y posteriormente canonizada por el mismo pontífice en la basílica de San Pedro (Ciudad del Vaticano) el 21 de marzo de 1993, convirtiéndose en la primera persona nacida en Chile, la primera carmelita descalza americana y la cuarta Teresa del Carmelo en ser elevada a los altares.

Autor entrada: Mónica Pacheco Guzmán