Lunes 20 de Septiembre

Evangelio de Lucas 8, 16-18

16 No se enciende una lámpara para cubrirla con un recipiente o para ponerla debajo de la cama, sino que se la coloca sobre un candelero, para que los que entren vean la luz. 17 Porque no hay nada oculto que no se descubra algún día, ni nada secreto que no deba ser conocido y divulgado. 18 Presten atención y oigan bien, porque al que tiene, se le dará, pero al que no tiene, se le quitará hasta lo que cree tener».

MY LIFE: SEPARADORES PNG

Recordemos nuestra historia con Dios. … ¿Cuándo despertó en nosotros la fe? … Fue como una lámpara que se enciende. Recordemos esos momentos en que descubrimos el amor de Dios … ¿Qué hemos hecho para dar testimonio del amor de Dios con nosotros? … ¿Hemos puesto esa lámpara en el candelero para que otros la vean?. … ¿Nos cuesta contarle a otros cuanto le amamos y cuanto nos ama El? … ¿Qué hacer al respecto?

Autor entrada: Mónica Pacheco Guzmán

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *